Entrevistas

Samantha Vallejo-Nágera: “Me encanta mi barrio, cuando llego a Chamberí pienso: ‘Ya estoy en casa’”

No ha terminado aún de nominar a los aspirantes menos dotados para los fogones, pero el tercio femenino del jurado de MasterChef ya está pensando en nuevos retos profesionales, en cómo ayudar a más gente y hasta en prepararse para el próximo Maratón de Nueva York. Así es la infatigable Samantha, que posee el truco para “llegar a todo” y encima deja un hueco para respondernos a esta entrevista y recomendarnos algunos de sus sitios preferidos de nuestro distrito.

Empresaria, cocinera, presentadora, escritora… ¿me olvido de algo? ¿Cómo lo hace y, sobre todo, cuándo para?

Lo hago divirtiéndome, madrugando para estar con mis hijos y, cuando no tengo televisión, lo dedico sobre todo al catering, a ver clientes, asesoría gastronómica… Además, acabo de sacar mi nueva línea de sartenes y utensilios de cocina, que es genial. Me lo paso bomba y me encanta lo que hago.

¿Cuál es su próximo proyecto profesional?

Como digo, mi propia línea de batería de cocina, cuchillos, tupper, paños… se llama La Cocina de Samantha y es ahora mi nueva ilusión: que la gente pueda tener mis cacharros favoritos en sus casas.

Samantha Vallejo Entrevista

¿Qué nos deparará esta edición de MasterChef Celebrity? ¿Cuál es el famoso que más le ha sorprendido en los fogones?

Los famosos son súper divertidos por cómo cocinan y porque se lo toman súper en serio, quieren ganar a saco. Este año Pepón Nieto me ha encantado por lo serio que se lo ha tomado, porque es encantador y sólo dice que el año que viene se vuelve a apuntar. También he descubierto al gran personaje de Anabel Alonso, la amo, la adoro, me río con ella y es genial.

¿Servirá la proliferación de programas gastronómicos para que aprendamos de una vez a comer bien, o se nos acabarán indigestando?

Yo creo que MasterChef no es sólo un programa gastronómico, sino mucho más; se ve materia prima, cocina española, cocina internacional, se viaja por España conociendo los productos de cada zona… Además, está la parte de actitud de los concursantes ante el trabajo, la superación, el respeto a una profesión. MasterChef es mucho más que un programa de cocina, y espero que no se nos indigeste nunca.

¿Qué alimento debemos tener siempre en la nevera o en la despensa?

Yo hablo mucho de fondo de despensa y del fondo de nevera, porque creo que es la base de una buena alimentación y una buena gestión de una casa. Carne, pescado, fruta y verdura son fundamentales en tu nevera. En la despensa no pueden faltar los básicos: harinas, azúcares, pastas, arroces… todo para cocinar. Esto garantiza una buena alimentación, salud y energía. Con ellos puedes llegar a todo, como yo, en el día a día.

Háblenos de su faceta solidaria. ¿Con qué causas está más sensibilizada?

Siempre he sido solidaria, pero ahora que tengo a mi hijo Roscón con síndrome de Down, estoy más volcada en ellos. Pero también lo estoy con la Fundación Aladina y Pequeño Deseo, que visita a niños en hospitales para cumplir sus sueños. También con pequeñas fundaciones a las que les cuesta mucho conseguir apoyos e investigan y apoyan a personas con enfermedades raras, autismo… Es imposible llegar a todas las peticiones que me llegan casi diariamente, pero me gusta ayudar y hago todo lo que está en mi mano.

Es aficionada al running –ha corrido incluso la maratón de Nueva York–. Hoy en día, ¿correr es de cobardes o de valientes?

¡Correr es de locos! Yo la última vez, prometí no volver a hacerlo, y aquí estoy, que este año repito: la haré andando, pero la voy a hacer [la entrevista se realizó días antes de la carrera]. Sin duda es de valientes, porque hacer un maratón tiene guasa, pero hay que entrenar, casi un año, cumpliendo un reto deportivo muy duro, aunque es cierto que se pasa bomba.

También es muy activa en redes sociales. ¿Es una obligación laboral o lo hace por gusto? Convenza a los detractores de que no son tan malas.

Hombre, las redes sociales son nuevas, y nos dan un poco de miedo. Son buenísimas para muchas cosas y divertidísimas, pero hay que saber tomarlas con medida y saber cortarlas. Hay una cosa que siempre cuento, que me dijo mi psiquiatra, y es que el teléfono tiene un botoncito de apagar, eso no hay que olvidarlo. Pues lo mismo pasa con las redes sociales.

¿Desde cuándo vive en Chamberí? ¿Hace vida de barrio?

Soy una loca de Chamberí. Primero viví en Zurbarán, luego en Blanca de Navarra, y ahora en Santa Engracia. Me encanta mi barrio, siempre ando haciendo recados en bici o en moto, pero cuando llego a Chamberí, pienso: “Ya estoy en casa”.

¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta del distrito?

Me encantan los mercados, las calles anchas, los parques, la zona de Almagro, la zona más popular, que es el barrio más latino, donde vivo yo.

Por último, recomiéndenos un plato de cosecha propia “con sabooor”. ¿Y un restaurante –a ser posible– de Chamberí?

Pues mira, una ensalada que me hago mucho que es: espinacas, avellanas tostadas, gorgonzola, pollo y una vinagreta de aceite de oliva, lima, sal, pimienta y vinagre balsámico. Restaurantes del barrio… para tomar cañas, El Doble; para comer tortilla, Sylkar, y Norte y Sur para comer marisco y carne, y ponerte morado y a buen precio.

Samantha se despide: tiene mil cosas más que hacer en el día. Más tarde, si tiene tiempo, quizá se calce las zapatillas para entrenar un rato por el barrio, o se tomé un aperitivo en alguno de sus bares preferidos. Como en casa, ya se sabe, en ningún sitio.

David Álvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s