Noticias

Una placa en Olavide rendirá homenaje al abogado Carlos Slepoy

El pasado enero, el Pleno de Chamberí aprobó colocar una placa en la Plaza de Olavide, en reconocimiento a Carlos Slepoy Prada, abogado que defendió durante décadas a las víctimas de las dictaduras en Latinoamérica y España. La iniciativa, que aún no tiene fecha de instalación, pretende rendir un homenaje póstumo y recordar su compromiso con la lucha por la defensa de los derechos humanos y la justicia universal.

En estos momentos, la actuación se encuentra “dentro de un proceso administrativo, que no es precisamente corto”, señalan fuentes municipales de la Junta de Chamberí, ya que deberán realizarse informes preceptivos, en donde se decidirán entre otros aspectos en qué lugar de la plaza se colocará o qué se podrá leer en la placa. Teniendo en cuenta casos anteriores, “la instalación podría demorarse meses o incluso llegar a final de año”, según estas mismas fuentes.

Carlos Slepoy

Carlos Slepoy (Twitter).

La iniciativa de homenajear a Carlos Slepoy surgió a través de la petición de la familia y los amigos del abogado, y se basa en el reconocimiento del abogado, como “uno de los máximos exponentes nacionales e internacionales en la lucha por la defensa, promoción y divulgación de los derechos humanos”, reza la petición lanzada a través de Change.org. Los impulsores aspiraban reunir un mínimo de 1.000 firmas y lograron sumar cerca de 4.000 cuando fue aprobada.

Durante su carrera, el abogado trabajó contra la impunidad en las dictaduras de países como Argentina, Chile o España, así como en crímenes de terrorismo y torturas. Uno de sus logros más conocidos fue el proceso judicial que llevó a cabo en colaboración con el ex juez Baltasar Garzón y terminó con la detención del dictador chileno Augusto Pinochet en Londres.

El lugar elegido para albergar la placa se debe al suceso ocurrido en 1982, cuando el argentino se enfrentó a un policía nacional, ebrio, que fuera de servicio estaba amenazando a un grupo de jóvenes con una pistola. El agente le disparó alcanzándole en la espalda, lo que le provocó una serie de secuelas que acarreó el resto de su vida, hasta postrarlo en una silla de ruedas. El policía fue condenado a seis años de prisión por asesinato frustrado. Slepoy falleció en 2017 a los 68 años en Madrid, donde residió durante casi 40 años. Su legado permanecerá vigente con este homenaje todavía inacabado.

Isabel Garrido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s