Editoriales/Opinión

¿Cuánto del 28-A quedará el 26-M?

Editorial logo

Una vez investido presidente –tras la primera moción de censura exitosa de la democracia–, Pedro Sánchez obvió sus declaraciones anteriores de que convocaría elecciones anticipadas, y se dispuso a acabar la legislatura pese a la fragilidad de su gobierno. Solamente cuando, menos de un año después, se convenció que sus aliados no le aprobarían los Presupuestos Generales, dispuso el procedimiento para convocar los comicios. Pero Sánchez tenía clara una cosa: las elecciones generales no coincidirían en ningún caso con las municipales, autonómicas y europeas. Más aún: aquellas tendrían que celebrarse antes de las elecciones locales, de manera que nada “contaminase” su refrendo personal. A la vista del resultado, Sánchez sabía lo que hacía.

Los resultados de las elecciones del 28-A han abierto un nuevo panorama para los partidos en liza en estas municipales. En primer lugar, para el Partido Popular, principal perdedor de los comicios celebrados hace unos días. Así, aunque Chamberí se mantiene como uno de sus bastiones en la capital –le quedan seis de los 18 distritos que tenía hace tres años–, la distancia se ha estrechado con sus rivales, llegando incluso en el caso de Ciudadanos a disputarle la primacía en el centro derecha, y poniendo a los candidatos Martínez-Almeida y Villacís casi en pie de igualdad para afrontar las urnas venideras. Por su parte, los buenos resultados del PSOE, que ha conseguido volver a vencer en unas elecciones generales en distritos como Tetuán –donde no lo hacía nada menos que desde 1982–, podrían suponer un buen impulso para disputarle los electores a Manuela Carmena. Pese a que el candidato Pepu Hernández carece del tirón de la alcaldesa, el resurgir del socialismo –que mejorará sin duda los desastrosos resultados de 2015–, junto con la incógnita de la sangría que pueda causarle por la izquierda a la remozada formación de Carmena la de sus concejales “díscolos” –Madrid en Pie–, quizá tenga como consecuencia la disolución del electorado en unos porcentajes insuficientes para sumar el número de concejales necesarios. Claro que no será este un problema exclusivo de la izquierda. La irrupción de Vox, que en Chamberí ha pasado en estas elecciones del 0,8% al 15,54% del electorado, puede convertir en igualmente ingobernable una hipotética victoria de la derecha.

En cualquier caso, en apenas un par de semanas los madrileños saldremos de dudas. Por el momento, Chamberí 30 días ha querido entrevistar a los cuatro principales candidatos a la alcaldía, para que los vecinos puedan tener una visión de por dónde irán las líneas maestras de su actuación en el caso de que alcancen el gobierno, así como de qué planes tienen para nuestro propio distrito. Unas entrevistas a las que también se invitó a las otras dos formaciones con posibilidades de recoger actas de concejales el próximo 26-M. Tanto VOX como Madrid en Pie no han contestado a las preguntas remitidas por esta redacción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s