Noticias

Así será el nuevo Beti Jai: cubierta de vidrio y rebote móvil descolgado

La resolución del concurso de ideas impulsado por el Ayuntamiento para determinar la solución técnica más adecuada a los futuros usos del Beti Jai ha despejado uno de los aspectos más controvertidos de su reforma, como es el de su cubrición. El proyecto vencedor, ‘Bizitza berria, nueva vida para el Beti Jai’, plantea finalmente techar el antiguo frontón con una cubierta acristalada y ligera a cuatro aguas, sustentada por una estructura metálica atirantada.

Dicha cubierta incorporará además un sistema de apertura mecanizada para que pueda ventilarse como mínimo un 25% de la superficie total de la cubierta, que alcanza los 1.754 metros cuadrados.

Cubierta Beti Jai COAM baja

Diseño de la cubierta del Beti Jai, según el proyecto ganador (COAM).

Esta es la solución a la “hipotética necesidad de cubrición de la cancha” a la que aludían las bases del concurso, una medida que había sido criticada desde plataformas como “Salvemos el Frontón Beti Jai” o Madrid Ciudad y Patrimonio, que incluso han presentado un recurso –admitido a trámite– contra el Plan Especial aprobado por el Ayuntamiento.

Por su parte, los autores de ‘Bizitza berria’ aseguran en la memoria de la propuesta que han basado su reforma en la idea de una mínima intervención en lo que afecta al edificio existente, y que la cubierta de vidrio apenas interferirá en la percepción interior del edificio, si bien también reconocen que “siempre se verá afectada”.

El presupuesto estimativo de la rehabilitación es de 7.385.388 euros, de los que 4,1 millones representarían el coste de la cubierta.

Rebote móvil descolgado

El proyecto ganador plantea una restauración que convierta el edificio en un espacio versátil para albergar cualquier tipo de uso, y fomenta el cuidado del medio ambiente a través de la recuperación de aguas pluviales. La funcionalidad es otro de los valores que han vertebrado la propuesta. Así, para acoger las diferentes modalidades de pelota plantea un sistema de rebote móvil descolgado de la cubierta, ligero y que permitirá modificar la longitud de la cancha para ajustarla a los 30, 36 o 54 metros. Una solución reversible, que podría desmontarse fácilmente cuando no se usase, sin afectar a la imagen del edificio. La recuperación del juego de pelota como principal actividad del recinto era otro de los objetivos del concurso.

Además, ‘Bizitza berria’ contempla en la segunda planta una sala de exposición ligada siempre al deporte, mientras que en la planta baja prevé ubicar las instalaciones para el edificio y un gimnasio.

Una vez fallada la solución técnica del inmueble, el Ayuntamiento prevé convocar un nuevo concurso de servicios, que deberá adoptar el proyecto ganador y proponer la prestación de un servicio público que sea respetuoso con el edificio, de gestión eficaz y en el que se garantice su sostenibilidad económica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s