Cultura

La segunda edición del Curso de Ópera sube el telón en Chamberí

Con voz pausada y gesto tranquilo, el compositor Jorge Fernández Guerra reflexiona sobre la situación actual de la ópera y su deriva en el tiempo. Para, piensa, argumenta cada respuesta. Después de crear tres óperas lo tiene claro: “Soy un compositor implicado y a mí me interesa reflexionar sobre la ópera”. Por ello, este vecino de Chamberí acaba de comenzar a impartir el segundo curso de divulgación operística, organizado en la Casa de Cultura y Participación Ciudadana del barrio (calle de Bravo Murillo, 37-39. Plaza Parque Móvil), tras el éxito de la primera edición celebrada el año pasado.

“La ópera es el único género integralmente social de la música que se hace para ser consumido, aceptado y para que la gente lo haga propio y le dé vida en el tiempo”, destaca el compositor, para quien “no hay ningún otro estilo musical así”. La idea de organizarlo nació gracias al colectivo Cultura Bulevar Chamberí del que forma parte. Cada jueves, el grupo organiza una actividad y, hasta la fecha, ya se han impartido 2 de las 10 sesiones que conforman la segunda edición de este taller, que se extenderá hasta el próximo mes de junio y donde la entrada es gratuita hasta completar aforo.

Curso Opera 1 Fernandez Guerra

El compositor Jorge Fernández Guerra imparte el taller (Foto: Gloria Collado).

El madrileño, que ha dedicado su vida entera a la música, relata que siempre está componiendo, aunque nunca con la intensidad que le gustaría. Su mayor satisfacción es la ópera, mientras que una de sus grandes insatisfacciones es “no haber podido hacer más”, reconoce. Para Fernández Guerra, la ópera de reportorio en España “está mejor que nunca”, porque hay más teatros y más posibilidades de representar. Sin embargo, respecto a la ópera nueva “hay muy poca confianza y muy pocas posibilidades”.

Este estilo musical, considerado el género rey de las artes escénicas durante gran parte de los 400 años de vida con los que cuenta a sus espaldas, entró en una grave crisis durante el siglo XX. Por esta razón se mantuvo sólo el repertorio, lo que supone “dejar coja la manifestación”. De ahí que en esta segunda edición del taller titulado “Libreto y música, grandes momentos”, el compositor desee separarse de un curso operístico tradicional y transmitir un mensaje conciliador: “Es posible seguir haciendo ópera”.

Unas clases amenas

Durante las clases, Fernández Guerra pretende hacer un curso atractivo, con una reflexión centrada en la idea de que la ópera “no es siempre igual y es una ilusión pensar que lo que llamamos ópera es siempre lo mismo”, sin olvidar que “lo importante es llegar a comprender que si no somos capaces de hacer ópera hoy en día, vamos a perder el interés por toda la anterior”.

Curso Opera 2

Las clases tienen lugar en la Casa de Cultura y Participación Ciudadana (Foto: F. Ruano).

La realización de un espectáculo de estas características siempre es costoso y requiere especialización. “Crear libretos es casi un oficio desaparecido y hacerlos le añade dificultad”. A día de hoy, existen personas que se involucran con este género, “pero un sector tan pequeño no sostiene una industria”, explica. Por todo ello, este curso puede significar un soplo de aire fresco, para contribuir a volver a entender la ópera “como un género cotidiano”.

Isabel Garrido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s