Cultura

Gaztapiles: “La vida de este barrio es muy intensa, pero le falta saber venderse”

Hace medio año, un grupo de amigos decidió formar Gaztapiles, una asociación cultural y de comerciantes surgida de la unión de Gaztambide y Arapiles –“dos barrios castizos con la tradición de ayer y la modernidad del mañana”– y con la idea de “animar la vida sociocultural de un barrio que, a nuestro juicio, tiene un tejido interesante de comercios, teatros, librerías…, pero muy atomizado”, explica su presidente, Alejandro Carro. “Falta hacerle más atractivo, darle una identidad más efectiva y promover su vida sociocultural y económica”.

Gaztapiles

Alejandro Carro es el presidente de la Asociación Gaztapiles.

Lograr un comercio cercano, poner en valor la cultura y el comercio tradicional en la zona y enriquecer la perspectiva actual de las propuestas culturales son los principales objetivos de esta asociación, cuya acción inaugural llegó el pasado junio con el primer festival urbano Gaztapiles. El evento acogió diversos conciertos acústicos, exposiciones, funciones y performances, y su segunda edición ya está prevista para el 21 de octubre. “Estamos trabajando a contrarreloj para repetir el formato”, añade Alejandro.

El embrión de socios de la asociación es heterogéneo, y de momento está formado por el Simplicity de Conde de Valle Suchil; el estudio de grabación de sonido y vídeo Blueberry Studios; La Expendeduría de Alberto Aguilera; la galería de arte Aspa Contemporary; el Mercado de Vallehermoso, y Sala de Máquinas, un espacio en la calle de Francisco Ricci donde se imparten talleres y se hacen actividades y exposiciones. “Estamos abiertos a nuevos socios, la idea es ampliar este esfuerzo y aprovechar para enredar a más gente y más comercios para celebrar actividades que den vidilla al barrio”.

Además, hace unas semanas participaron con la Junta de Distrito en el “parking day”, una jornada que coincidía con la Semana Europea de la Movilidad, “en la que intervinimos con un ajardinamiento de la calle para intentar crear un nuevo ambiente, una nueva idea de barrio”, señala. Desde Gaztapiles también se está intentando trabajar con los colegios y los negocios de la zona, para crear itinerarios seguros en el regreso de las clases.

Falta de espacios

Para el presidente de Gaztapiles, “uno de los retos del barrio es darse a conocer, convertirse en un polo de atracción como lo son otros, que atraen más al turismo o retienen más a la gente. La vida en este distrito es intensísima, pero le falta saber venderse. Quizá le falte un espacio que aglutine a los vecinos: estamos muy bien comunicados, pero no hay un foro, una plaza que reúna a la gente. La propia estructura del barrio no facilita esta socialización”.

Con la segunda edición de su recién creado festival, esta asociación quiere acercarse un poco más a ese objetivo: “Como en la anterior ocasión, cada espacio hará una propuesta de concierto, exposición… Además, estamos tratando de convencer a los bares de la zona para que pongan en marcha una ruta de la tapa, y ampliar el círculo a librerías, teatros y demás. Queremos enganchar a más gente”, concluye.

Vanesa Delgado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s