Editoriales/Opinión

Más frenos y marchas atrás

Editorial logo

Gracias a la petición que la Asociación Vecinal “El Organillo” hizo el pasado enero a la Comunidad de Madrid, solicitando que se abriera provisionalmente como “zona de paseo” los terrenos actualmente cerrados donde se levantará el nuevo parque del Tercer Depósito, hemos conocido una noticia frustrante para Chamberí: los servicios jurídicos del Área de Desarrollo Urbano Sostenible han paralizado durante ocho meses la concesión de licencia solicitada por el Gobierno regional para el inicio del proyecto, debido a algunas dudas técnicas sobre cómo tramitar dicha solicitud. Un retraso incomprensible y un palo para los vecinos que ansían disfrutar la zona verde que tanto esfuerzo les costó recuperar, y cuyo fin de las obras previsiblemente no se producirá ya hasta cerca de 2022.

No es seguro tampoco que, para esa fecha, los chamberileros vayan a poder volver a escuchar el rebote de la pelota en el Beti Jai, una de las piedras en el zapato municipal en esta recta final de legislatura. En esta ocasión no ha sido una asociación vecinal levantando la liebre, sino el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, anulando el Plan Especial de Mejora aprobado por el Ayuntamiento en 2016, quien ha llevado la reforma del histórico frontón casi a la casilla de salida. La derogación del Plan ha provocado además la nulidad del concurso convocado junto al Colegio de Arquitectos de Madrid, y que había dado como vencedor al proyecto ‘Bizitza berria, nueva vida para el Beti Jai’. Un diseño cuya solución presentaba una cubierta de vidrio sobre la que además ahora se sabe que parte del jurado había expresado dudas de si podría afectar a la protección debida al monumento.

La alcaldesa, Manuela Carmena, ha señalado que el fallo judicial sobre el frontón se refiere a temas formales –la sentencia argumentaba que el proyecto carecía de varios informes pertinentes– y que, aunque tratarán de avanzar en lo que se pueda, la aprobación del nuevo plan corresponderá al equipo de Gobierno que salga de las próximas elecciones. Será éste pues quien deba enfrentar también algunos de los aspectos más controvertidos de la actuación, como son los usos y la gestión del espacio resultante.

Para terminar, en los próximos meses la movilidad del distrito contará con dos nuevos alicientes, con el regreso de los patinetes eléctricos compartidos y las nuevas estaciones de BiciMAD, cuya instalación se ha anunciado para antes de junio. Estas últimas llegarán con más de un año de retraso, pero servirán para sumar un total de 24 en Chamberí, lo que traerá consigo un impulso de las infraestructuras de movilidad llevadas a cabo durante la legislatura, y que han sido durante estos años objeto de crítica por su escaso uso. En cuanto a los patinetes, su vuelta coincide con la puesta en marcha de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, de cuya eficacia dependerá que el nuevo recurso no se convierta en otro obstáculo, cuando no un peligro, para los viandantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s