Entrevistas

Javier Font (FAMMA): «Chamberí es uno de los barrios peor tratados en cuestiones de accesibilidad»

Acaba de cumplir 30 años, pero la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA-Cocemfe) no pierde ocasión de dar batalla por la integración y la plena accesibilidad del espacio público. La última: invitar a la lesionada alcaldesa Manuela Carmena a darse un paseo con su silla por Madrid, para comprobar cómo están las aceras de la capital. Aprovechando que tiene su sede en Chamberí, hemos charlado con su presidente.

¿Cuáles son los inicios de FAMMA?

La federación surge cuando cuatro asociaciones deciden unirse para luchar por la igualdad e integración de un colectivo que buscaba eliminar barreras de accesibilidad para personas discapacitadas. Hoy la conforman 48 organizaciones, que representan los intereses de unas 190.000 personas con alguna discapacidad física, lo que supone el 60% del total de la población con discapacidad de la región. En este tiempo hemos logrado la normalización del colectivo.

¿Cuál es la labor de la entidad?

Intentamos dar cobertura a las necesidades tanto asistenciales como de formación para el empleo de personas con discapacidad, para facilitar la vida de un colectivo castigado con unas barreras que han generado una sobreprotección familiar que, a veces, deriva en que las personas hayan sido condenadas a la dependencia. Trabajamos en un plan para que puedan integrarse, ser autónomos y vivir su vida con normalidad, sabiendo que quienes les cuidan o protegen un día desaparecerán.

Famma Javier Font

Font, en su despacho de la sede de FAMMA, en la calle Galileo.

¿Es Madrid una ciudad accesible?

La capital tiene una carencia importante y es que no cumple con la ley de eliminación de barreras, en tanto que incumple el apartado que obliga a contar con un plan de accesibilidad para la ciudad. No lo tenía con el PP ni ahora con el actual Gobierno. La derivada es que no hay una planificación para eliminar barreras. A esto se suma la falta de mantenimiento de las zonas urbanas –aceras deterioradas, alcorques con árboles que levantan las baldosas, invasión de carteles en la vía pública…–, lo que complica sobremanera la circulación. En cuanto a los medios de transporte, la EMT es 100% accesible, a Metro de Madrid aún le falta un 37% y Cercanías es un auténtico desastre.

¿Por qué no se lleva a cabo ese plan?

No será por dinero, porque el Ayuntamiento tiene un superávit impresionante. Más bien es cuestión de dejadez y falta de coordinación. Venimos reclamando sistemáticamente la creación de una oficina de accesibilidad, porque alguien tiene que coordinar todo esto, un centro que reciba las denuncias de los ciudadanos para que se tramiten convenientemente. Nosotros atendemos y las trasladamos, pero no hay un órgano concreto que las recepcione. Hay un vacío de responsabilidad administrativa que afecta a todos los ciudadanos de Madrid, no sólo a los que llevan silla de ruedas, porque la falta de accesibilidad afecta a todos.

¿Cree pues que la accesibilidad es una parte más del discurso político?

Ahora que llegan las elecciones veremos que vienen a hacerse la foto y luego no se hará absolutamente nada. Se tiene una falta de respeto total hacia el administrado.

Hace unos meses publicaron un informe en el que se hablaba de 800 puntos negros para la accesibilidad en Chamberí…

Sí, y no están todos. Chamberí es uno de los barrios que peor están tratados en cuestiones de accesibilidad. También hay que hablar de la falta de limpieza en las calles, que también dificulta, de cómo se están implantando los nuevos contenedores de basura, que no se ajustan a la normativa… es un despropósito tremendo, porque estamos siendo administrados por personas que no tienen conocimiento de lo que está ocurriendo, y si lo tienen, sería peor.

¿Se han reunido con el Ayuntamiento?

Sí, pero los encuentros son estériles. Planteamos situaciones, nos dicen a todo que sí, que van a colaborar y luego no se materializa nada. Es una desidia y un abandono por parte de las autoridades. Llevamos años reclamando la Oficina de Accesibilidad, que es vital, y desde 2017 además obligatorio que los espacios de uso público sean accesibles. Se están dando situaciones de gente que no puede moverse por sus barrios, porque hay barreras que se lo impiden, o se les obliga a dar una vuelta a la manzana para llegar a su destino.

¿Qué ha ocurrido con los nuevos contenedores?

Tuvimos una conversación con la dirección general competente, en la que nos decían que ellos habían alcanzado el 33% de accesibilidad que marcaba la legislación, pero la legislación no marca ningún porcentaje para esto. Es algo tan obvio como que todos los servicios deben ser accesibles, lo que demuestra una vez más la falta de información y conocimiento que tienen quienes están dirigiendo las administraciones.

Otro obstáculo que ha surgido recientemente son los patinetes y bicicletas de alquiler…

Estamos totalmente en contra de esos medios de transporte eléctricos, si no hay una obligación y unos lugares donde puedan estacionarse, que no sean un peligro para las personas. Se dejan en cualquier sitio, y ya ha habido alguna desgracia por este motivo.

¿Cuál es la prioridad para mejorar la situación?

La creación de la oficina es una de las prioridades, porque a partir de ella todo irá mejorando. También que la gente que pasee por las calles vaya comunicando incidencias es un elemento interesante de colaboración, como lo es la colaboración con la Policía Municipal y los agentes de movilidad, que tienen un papel importantísimo para hacer de Madrid una ciudad accesible.

¿Cómo ha cambiado la vida en el espacio público de los discapacitados en estos 30 años?

Hemos avanzado, pero queda mucho por hacer, porque surgen cambios en la Administración y no hay una formación en carteras como Servicios Sociales. Les falta información y deberían saber para no cometer errores, porque sus errores no son un papel que se pueda rehacer, sino que son errores hacia las personas.

Hace dos años, el concejal del distrito nos dijo que la intención era que en esta legislatura Chamberí fuera 100% accesible.

Pues si lo dijo se ha fracasado estrepitosamente. Se puede dar una vuelta por aquí y comprobarlo. Suspenso y a la reválida.

David Álvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s