Editoriales/Opinión

Las Cocheras, en clave electoral

Editorial logo

A un paso de finalizar la legislatura, los cooperativistas de Metropolitan han recibido dos espaldarazos que pueden ser cruciales para el desarrollo del planeamiento en las Cocheras de Cuatro Caminos. Los refrendos han llegado desde dos frentes fundamentales: el Ayuntamiento de Madrid, cuya Junta de Gobierno ha vuelto a aprobar en tiempo récord el Plan Inicial que hubo de derogar en diciembre por un defecto de forma, y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha avalado la decisión de la Comunidad de Madrid de no declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el recinto, señalando que pese a que sus elementos “no son desdeñables, no tienen valor suficiente para ser declarados BIC”.

La sentencia resulta un “triste” golpe para quienes durante los últimos años han defendido  el valor patrimonial de las Cocheras en contra del criterio de la Dirección General de Patrimonio, e incluye un párrafo especialmente duro sobre la supuesta firma de Antonio Palacios, cuya autoría considera el juez que “sigue siendo dudosa”, pese a los esfuerzos llevados a cabo por la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, impulsora del recurso.

Prácticamente agotado el alegato patrimonial, al proyecto de las Cocheras aún le quedará sortear los contenciosos que le acusan de irregularidades en la modificación del Plan General, así como en la tramitación del expediente, además de las alegaciones que se presenten durante el actual periodo de información pública.

La pregunta ahora es si el desarrollo se aprobará definitivamente antes de las elecciones de mayo, plazo al que la alcaldesa se habría comprometido, según Metropolitan. Habrá que ver si el equipo de Carmena obvia la clave electoral antes de dar ese paso, sobre todo teniendo en cuenta que hipotéticos partidos “convergentes” en la nueva Más Madrid ya han anunciado entre sus exigencias la paralización de otros proyectos, como el de la Operación Chamartín.

Repasemos. En el programa con el que Ahora Madrid se presentó a las pasadas elecciones no se hacía ninguna mención a las Cocheras, ni siquiera en su apartado de “recuperación del espacio urbano y el patrimonio”. Sí citaba como línea de acción la ampliación y mejora de las zonas verdes del distrito, si bien vinculando su actuación al plan de “Corazón Verde Chamberí”. Un colectivo que, sin embargo, se ha opuesto al proyecto desde el comienzo.

No lo ha hecho, pese a todo, el equipo de gobierno municipal, aunque en 2016 desestimara el plan inicial y anduviera después con pies de plomo para cuadrar el círculo de contentar a todos protegiendo únicamente tres elementos del recinto, mientras sus concejales “rebeldes” votaban en contra, y el PSOE, su aliado, se abstenía. Todo ello ha ralentizado unos trámites cuya resolución podría llegar en el peor momento para la nueva formación de Carmena, que durante la campaña ofrecería así otro flanco para las criticas desde su ala izquierda. Habrá que ver en qué quedan las convergencias y las hipotéticas candidaturas que puedan surgir tras la desintegración de Ahora Madrid, para ver si las Cocheras vuelven a escena como tema de confrontación y no como, por fin, una oportunidad para Chamberí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s