Editoriales/Opinión

Un 2018 con Chamberí en el candelero

Editorial logo

Termina un año más en el distrito, el segundo que compartimos con los lectores y el último de esta primera legislatura de Ahora Madrid. Y lo hace situando a Chamberí en el centro de la actividad política. Pocos podrán decir que este equipo de gobierno se ha olvidado de este barrio en su actuación municipal. Otra cosa es si se ha acordado para bien o para mal, que eso irá en gustos.

Termina un año que comenzó con un recambio en la presidencia del distrito, donde Esther Gómez Morante sustituyó a Jorge García Castaño, que pasó a encargarse del Área de Economía tras la “rebelión” de Carlos Sánchez Mato. Más importante fue la llegada de una noticia ampliamente esperada, como la demolición del campo de golf en el Tercer Depósito del Canal, y la presentación del proyecto que la Comunidad, junto a las asociaciones vecinales, estaban preparando para abrir esta gran zona verde al barrio. Una zona que, no obstante, los vecinos no podrán disfrutar hasta 2022, si bien por el momento podrán conformarse con el espacio que el gobierno regional acaba de abrir junto al Depósito Elevado, o el que ya prepara en el Segundo Depósito para finales del año próximo.

Pero si por algún tema ha estado en el candelero Chamberí en los últimos meses ha sido por las actuaciones llevadas a cabo sobre el tráfico. Según la oposición, el distrito se ha convertido en “laboratorio de experimentos de movilidad”, con iniciativas en años anteriores como los carriles bici en Santa Engracia y bulevares, las modificaciones en los aparcamientos o la recalcitrante peatonalización del tramo de Galileo. Ninguna de ellas ha quedado al margen de la polémica, y aún faltaba por llegar la puesta en marcha de Madrid Central, la propuesta estrella del Ayuntamiento para mejorar la calidad del aire del centro a costa de –al menos, en un primer momento–aumentar el tráfico en nuestro distrito.

Durante este año también se iniciaron las obras del Estadio de Vallehermoso, que de cumplirse las previsiones, será la única gran actuación que se terminará antes de las elecciones. Algo más tendrá que esperar el Beti Jai, al que, resuelta la parte técnica de los trabajos, le restará la más espinosa cuando toque definir cuáles serán los usos y quién se encargará de su gestión.

Otro de los proyectos más enconados, el de las Cocheras de Cuatro Caminos, recibió el pasado junio el espaldarazo municipal, si bien desde entonces los cooperativistas aguardan una aprobación definitiva que no parece vaya a producirse en el último Pleno de 2018, lo que retrasaría aún más unas obras que no empezarían en ningún caso antes de 2020.

Entre el resto de actuaciones que el Ayuntamiento ha anunciado o iniciado en 2018 cabe destacar los proyectos para varios jardines del distrito, el centro de mayores de Vallehermoso o la nueva oficina de atención a la ciudadanía. En cuanto a problemas enquistados, como los derivados del ocio nocturno o de la limpieza y recogida de residuos, poco se ha avanzado, y no parece que de aquí a final de legislatura el equipo de gobierno vaya a dar con la fórmula mágica para solucionarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s