Noticias

MHM pide recuperar el lucernario de la Estación de Chamberí

La Asociación Metropolitano Histórico de Madrid (MHM) ha aprovechado el reciente cierre temporal de la Estación de Chamberí por obras de conservación, para volver a insistir en una propuesta que trasladó a Metro hace más de un año, en diciembre del 2016, para que se recuperase el antiguo lucernario que posee el vestíbulo de la Estación.

“De esta forma, se recuperaría un elemento histórico de la Estación, lo que reforzaría el valor de este singular espacio histórico, de cara al cercano centenario del Metro de Madrid”. Por otro lado, desde MHM consideran que tendría un valor muy positivo para el barrio, “puesto que haría que la estación fuera visible para sus vecinos desde la calle, incluso cuando estuviera cerrada al público, de forma que se mejoraría enormemente la integración de la Estación en el barrio y la relación de los vecinos con ella”, señalan desde la asociación en una nota.

Estacion Chamberi-Museo8bits -CC BY-SA 3.0

Según MHM, fuentes de Metro aseguraron en su día que estudiarían la propuesta, sin que hasta la fecha se haya vuelto a saber nada. Con el inicio reciente de las obras de conservación de la Estación de Chamberí, que la mantendrán cerrada al público hasta el próximo 2 de mayo, la asociación ha querido reiterar su petición, añadiendo que “se trataría de una intervención sencilla y de bajo coste, pero que aportaría una gran rentabilidad social y cultural para Chamberí y Madrid”.

Luz natural en el primer suburbano

Los lucernarios eran un elemento común de las primeras estaciones del Metro de Madrid, diseñadas por los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi, autores del Palacio de Cibeles, entre otros. Se trataba de una serie de placas de vidrio transparente o ligeramente translúcidas, que permitían que entrara luz natural en la estación y que esta fuera vista desde la calle por los madrileños.

Estos lucernarios contribuían a mejorar la iluminación de las estaciones, al tiempo que reducían los gastos en electricidad. “La entrada de luz natural tenía además un importante papel psicológico para ayudar a los primeros viajeros a sentirse más cómodos al viajar por el entramado de túneles, puesto que en 1919 las personas eran muy reacias a introducirse bajo tierra”. Con el paso del tiempo, estos elementos fueron sellados, perdiéndose de esta forma uno de los elementos originales de las estaciones del Metro, explican desde esta asociación, enfocada a la historia y patrimonio de los transportes de Madrid.

Chamberí 30 días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s