Noticias

Comienzan las obras en el ‘Vallehermoso’, rebautizado como Estadio de Madrid

El antiguo Estadio Vallehermoso, rebautizado por el Ayuntamiento como Estadio de Madrid, comienza el 3 de abril sus obras de construcción, seis meses más tarde de la fecha prevista, debido a retrasos en la licitación y al rechazo por parte de hasta cinco de los licitantes elegidos en primera instancia por el Consistorio. Finalmente, los trabajos se han adjudicado a la constructora BECSA, con un presupuesto de 13.307.022,90 euros y un plazo de ejecución de 10 meses. Un plazo que recorta en dos meses el inicialmente previsto para la actuación –al igual que el presupuesto, 3,8 millones de euros inferior al anunciado–, pero que no será suficiente para que el nuevo estadio pueda estar listo antes de finalizar el año.

Estadio Vallehermoso plano

El nuevo estadio cubrirá un área de 29.589 metros cuadrados y contará con una pista con 400 metros de cuerda y ocho calles, con curvas de un solo radio de 36,5 metros y pavimentación con material sintético con Certificado de Homologación 1 de la IAAF de primera calidad. También dispondrá de una gradería parcialmente cubierta para 10.000 espectadores, todos sentados, y con una recta cubierta de entrenamiento de 75 por 12 metros, “que será una de las principales señas de identidad de este nuevo equipamiento, por su ubicación sobre las gradas y su peculiar arquitectura”, explican desde el Ayuntamiento. El conjunto se completará con control de accesos, oficinas, vestuarios, almacenes, salas técnicas y aseos, recta de 110 metros con nueve calles y dos colas sobresaliendo del anillo, “calle 10” de césped artificial, exterior al anillo de la pista, para rodadores de fondo; y dotación de pasillos dobles para concurso de saltos, pasillos y círculos de lanzamientos y demás equipamientos para la práctica de la competición de atletismo al aire libre, sobre un campo interior de césped natural.

El Estudio Cano Lasso Arquitectos, autor del proyecto, será también el que se encargará de la dirección de la obra para transformar el popularmente conocido como “agujero de Chamberí”, abandonado desde que se cerrara el estadio en 2007, y que durante 46 años albergó el icónico Estadio Vallehermoso. El derribo costó 5,7 millones de euros y desde ese momento quedó abandonado en forma de enorme cráter.

Un pebetero histórico, primer inquilino

Pebetero-P-3

El nuevo Estadio de Madrid tendrá como primer e insigne inquilino el pebetero donde se instaló la llama olímpica de los Juegos de 1968 a su paso por Madrid. La medida fue aprobada en el Pleno de Chamberí del pasado marzo, a propuesta de Ahora Madrid, que trasladaba a su vez una petición de varios de los relevistas que participaron portando la llama durante aquel traslado, la primera vez que la llama olímpica pasaba por la capital. Desde entonces, el pebetero se encontraba en las pistas deportivas del Paraninfo de Ciudad Universitaria.

 

Polémico cambio de nombre

El cambio de nombre a Estadio de Madrid no ha sido bien recibido por parte de asociaciones como El Organillo o partidos de la oposición como el grupo socialista. En un comunicado, el PSOE de Chamberí ha mostrado su “total desacuerdo a que se llame algo diferente a Estadio Vallehermoso” y ha asegurado que defenderá su nombre original. Desde las filas socialistas se señala que con este anuncio el equipo de Gobierno “desprecia una vez más a la ciudadanía”, además de denunciar la “poca coherencia” de construir una instalación dedicada a la alta competición, “en un distrito sin instalaciones municipales”.

El estadio estará homologado por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo y por la Real Federación Española, de manera que podrá organizar y albergar tanto competiciones internacionales como escuelas de promoción y del resto de competiciones municipales y federadas de la ciudad.

Una vez se inaugure el Estadio de Madrid quedará completa la dotación deportiva total de la parcela que ocupó en su día el antiguo Vallehermoso, y que cuenta con  42.296 metros cuadrados, sumando el centro deportivo municipal –de gestión privada– y la Sala Municipal de Esgrima inaugurada el pasado año, en el espacio donde anteriormente estaba la popular Sala de Armas.

Chamberí 30 días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s