Comercios

Cereal Monkey’s Café: mucho más que 200 tipos de cereales

“Esto es una cafetería de cereales 2.0: somos especialistas en cereales, pero vamos más allá tanto en la oferta como en la ambientación, sin olvidar ninguno de los productos de una cafetería normal”, señalan Juan Pablo González y Rubén Robles, impulsores de Cereal Monkey’s Café, una original apuesta hostelera, que hace un mes abría con éxito y largas colas en Guzmán el Bueno, 127.

La ubicación no es casual: “La cafetería es un espacio abierto para los vecinos de Chamberí. Nos gusta mucho este barrio y su gente, está cerca de la Ciudad Universitaria, que es un público muy nuestro, y a la vez es un barrio muy familiar, que encaja perfectamente con el negocio”, explica Juan.

SONY DSC

Juan Pablo y Rubén, propietarios de Cereal Monkey’s Café.

Lo primero que sorprende al cliente de esta barra es su diseño vintage con un toque moderno y una decoración “salvaje y lúdica”, donde los guiños ochenteros se multiplican. Especial atención merece la máquina de arcade, un clásico que han recuperado y que incorpora cerca de 1.000 juegos originales de la época, totalmente gratuitos para los clientes. “Un espacio en el que casi juegan más los padres que los niños”, reconocen.

La carta de Cereal Monkey’s no deja paladar por satisfacer. Además de los cerca de 200 tipos de cereales disponibles −nacionales y de importación, sin gluten, fitness…– la oferta se complementa con tartas artesanas y bajas en azúcar, bollería, poptarts, zumos o sándwiches gourmet, entre otras especialidades. “Los cereales americanos son los que más tirón tienen, marcas como Froot Loops o Lucky Charms, pero no se quedan atrás nuestras tartas o los donuts de colores”, detalla Rubén.

Entre las múltiples novedades de Cereal Monkey’s, destaca un espacio con dispensadores de toppings: máquinas expendedoras donde, por 50 céntimos, el cliente puede servirse la cobertura que desee en su bol de cereales, “un servicio que ya funciona en sitios como en Nueva York, pero que en España aún no se había visto”, añaden. Y si algún cliente quiere cambiar la leche de sus cereales por yogur helado, la cafetería dispone de una máquina soft que lo elabora al momento con diferentes sabores.

Para todas las edades

Ni el precio –desde los 2,40 euros de un bol de cereales, hasta los 3,90 del tamaño grande de una marca internacional– ni la edad son un problema para resistirse a entrar: “Son precios cómodos para que cualquiera se lo pueda permitir. En cuanto a nuestro público, va desde uno hasta 99 años, desde familias, padres y abuelos con niños, hasta los trabajadores que buscan un desayuno más clásico o universitarios que quieran probar cosas nuevas”.

Cereal Monkey’s abre todos los días desde por la mañana hasta las 10 de la noche, porque los cereales no son sólo para el desayuno. “Nuestros productos se adaptan muy bien tanto a la merienda como a la cena, porque es un alimento rápido y diferente, y con toda la variedad disponible puedes venir todos los días a probar sabores diferentes”, animan.

Los responsables de Cereal Monkey’s aconsejan que el público siga muy atento a sus redes sociales –cuentan con perfiles en Facebook, Twitter e Instagram–, porque en breve se encontrarán con más sorpresas especiales. Y para quienes aún piensan que ya no están en edad de reencontrarse con la “cerealmanía”, advierten: “Invitamos a quienes piensen que los cereales son cosas de niños a que vengan un día a probar, y que comprueben. Seguro que repiten”, concluyen estos emprendedores chamberileros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s