Cultura

Descubriendo “Chamberí y sus fantasmas”

Luis María González Valdeavero, encargado de los Museos del Metro desde 2012, es el autor de Chamberí y sus fantasmas, novela ambientada en los subterráneos del suburbano madrileño. A través de sus 15 historias revivimos momentos del pasado y nos adentramos en lo desconocido del más allá. Él mismo nos lo cuenta con sus propias palabras:

“Yo nací en Valdetorres de Jarama, un pueblito a las afueras de Madrid, cerca de Algete. Pero nos vinimos a vivir a Chamberí cuando yo era un adolescente, así que conozco el distrito de buena tinta”, comenta entre risas. “Hablando de tinta, siempre me ha gustado escribir. Aunque fui un estudiante tardío porque me tuve que poner a trabajar para ayudar a mi familia, es algo que he seguido practicando. Participé en el concurso ‘Cuentos para el andén’ y gané el accésit, así que me animé con la novela”.

Chamberi y sus fantasmas

El autor, junto a la entrada de la “estación fantasma”.

Chamberí y sus fantasmas narra sucesos que le ocurrieron realmente a Luis María o a alguno de sus compañeros. Se trata de 15 historias independientes pero con un punto en común: el escenario de la famosa estación fantasma del distrito. “’Andén 0′ se presta a la imaginación, pero aseguro a mis lectores que no ha sido el caso de este libro, todo lo que cuento ha sucedido de verdad. Evidentemente he cambiado detalles por respeto a las personas que lo han vivido”. El escritor nos cuenta que, cada vez que explica esto, la gente suele reaccionar de dos maneras: “o les da repelús y no quieren que siga, o creen en cosas paranormales y tiene mucha curiosidad por saber más”.

Pero ¿cómo son los fantasmas de Chamberí? “Son corpóreos, nada de sombras o transparencias. No hablan porque están muertos, pero se les ve perfectamente. Te siguen y te miran fijamente. Vamos, que intentan comunicarse a su manera… Incluso han llegado a tocar a algunas personas…Además, no siempre aparecen los mismos. Es como si eligieran a quién aparecérsele…Te puede tocar desde un regimiento francés, hasta Antonio Palacios o el tío Mereje”, asegura.

Luis María ha investigado mucho sobre la vida del arquiecto Antonio Palacios, al que ha dedicado uno de los cuatro apéndices del libro. Estuvo en su pueblo natal, Porriño (Galicia), y pudo ver la carcasa auténtica del ascensor de la estación de Gran Vía (1919), que había sido diseñada por él mismo. Por último, el autor reconoce sentirse orgullo por haber presentado su libro en el Museo del Ferrocarril, acompañado de Carlos Mendoza, nieto de uno de los fundadores del Metro; de las magníficas ilustraciones de Laura Berros, que embellecen su obra; y de donar todos los beneficios de los derechos de autor a la Federación Española de Enfermedades Raras. Podéis encontrar Chamberí y sus fantasmas en todas las librerías del barrio, en muchos quioscos, en La Casa del Libro, y por supuesto en Amazon.

Laura Conde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s