Entrevistas

Jorge García Castaño: “Queremos dejar un distrito de Chamberí donde dé gusto pasear”

Quizá por ser el único concejal de Ahora Madrid con experiencia municipal, a Jorge García Castaño (San Sebastián, 1977) le tocó presidir dos “huesos” de la capital como Centro y Chamberí. Y aunque asegura no tener interés por acaparar los focos, lo cierto es que durante la entrevista no evita ningún charco –cocheras, Santa Engracia, Taller de Artillería…– de los que su equipo de Gobierno ha ido pisando por estas calles. En un tono conciliador, asegura entender algunas quejas, pero se reafirma en su discurso de hacer de Chamberí un distrito mejor equipado y amable para el vecino.

SONY DSC

El concejal abrió las puertas de su despacho para recibir a ‘Chamberí30 días’.

Véndame Chamberí. Con sus problemas y sus ventajas.

Este distrito tiene todo lo que uno puede pedir para vivir: es céntrico, tiene mucho y buen comercio y alternativas culturales. Además, va a tener uno de los esquemas de movilidad más potentes de la ciudad. Por otro lado, existe una saturación de ocio en algunas zonas, y desde hace tiempo también un descuido en cuanto a dotaciones y zonas verdes. La idea es equilibrar esas carencias. Por ejemplo: queremos que en esta legislatura Chamberí sea un distrito con accesibilidad universal 100%.

¿Cuál ha sido la labor del Gobierno municipal en estos casi dos años?

Hemos buscado equipamientos casi bajo las piedras: está la cesión del local en Bravo Murillo, estamos ultimando la Sala de Armas para recuperar el esgrima en el distrito, y hemos conseguido que el Gobierno central nos ceda el antiguo equipamiento deportivo del Parque Móvil para hacer uno municipal; además, es probable que dejemos encarriladas dos nuevas escuelas infantiles municipales, y también haremos un nuevo centro de mayores en otro espacio que estaba vacío. Todo ello, además de las tres grandes inversiones, como son el estadio de Vallehermoso, el frontón Beti-Jai y la Casa de México, que se instalará en Alberto Aguilera. Luego, en el tema del ocio nocturno, estamos trabajando para mejorar la convivencia, y antes de verano se podría aprobar la Zona de Protección Acústica en Gaztambide.

¿Era necesaria una obra como la de Santa Engracia?

Comprendo las molestias por las obras, pero Chamberí soporta tráficos que ni salen ni llegan aquí, y que deberían desviarse por las grandes arterias. Era evidente que Santa Engracia era una calle sobredimensionada. En algunas zonas teníamos los mismos carriles que en el paseo de la Castellana, con cinco veces menos coches. No tenía pies ni cabeza.

¿Cuántas plazas de aparcamiento se van a perder?

Hay un medio muy importante que se ha inventado una cifra [300 plazas], pero es falsa. Se ha reducido en 63 plazas, y ninguna para residentes. En todas las actuaciones de movilidad que haremos habrá equilibrio o ganancia de plazas verdes en cada zona. Por otro lado, la reforma del SER que va a plantear el Ayuntamiento para que se extienda a los fines de semana se notará aquí. Todas estas medidas harán más fácil aparcar a los vecinos. Seguramente no lo vaya a ser aparcar en rotación, pero no vamos a incentivar que la gente venga de copas aquí en coche, aparque en la puerta del bar y se tome lo que sea en el capó. Eso quizá estaba bien en los 80, pero ya no puede ser.

¿Por qué instalar un carril bici segregado del resto del tráfico?

El carril bici está inspirado en los que se están haciendo en ciudades como Nueva York o Vitoria. Hay colectivos ciclistas a los que no gusta segregar un carril, pero en su conjunto nos piden que hagamos más. No somos fundamentalistas del carril bici, pero hay grandes arterias donde hace falta segregar, y Santa Engracia es una de ellas, como Bravo Murillo o Alberto Aguilera.

¿Desbloquearán finalmente el proyecto de las cocheras de Cuatro Caminos?

Nuestra intención fue desbloquearlo desde el primer momento, lo que ocurre es que hace falta cumplir el Plan General. Ahora mismo hay diálogo con Metro y con los cooperativistas, y yo espero que consigamos, en la medida de lo posible, respetar el Patrimonio, la edificabilidad de los cooperativistas y el funcionamiento de las cocheras. Si Metro cumple con el Plan saldrá adelante, pero no vamos a dar pasos en los que tengamos serias dudas, para que después los pare un juez. Eso sería una irresponsabilidad que costaría dinero a todos los madrileños, también a los cooperativistas. La experiencia de estos años es que el urbanismo madrileño lo han hecho los tribunales.

Más claro parece el tema del parque del Canal…

Es otro ejemplo de urbanismo que nos han hecho los juzgados. En este caso el Ayuntamiento no es propietario, pero hemos conseguido que las partes legalizables fueran legalizadas en tiempo récord, prácticamente no se ha dejado de prestar el servicio. Hemos trabajado muy de acuerdo con el Canal y es una colaboración básica que queremos seguir llevando adelante, porque Canal es clave para este distrito. Ahora está el debate con las entidades vecinales y de ahí saldrá un proyecto que deberán ejecutar ellos, pero que nosotros facilitaremos en la medida de lo posible.

¿Cuáles serán las principales inversiones para el distrito en 2017?

Iniciaremos el estadio y también el centro de mayores que irá en Vallehermoso. También comenzaremos con el equipamiento deportivo del Parque Móvil y, aunque no está en los Presupuestos de este año, quedará encarrilado lo de la Casa de México. Además, tenemos alguna zona verde para Joaquín Mª López, y también dinero para reformas de vías públicas y aceras. Queremos mejorar la calle de Vallehermoso, porque tiene mucha movilidad de cercanía –hay colegios, mercados…– y funciona casi como autopista urbana.

¿Está funcionando la participación vecinal?

Avanzamos mejor de lo que pensaba. El distrito tiene sectores muy activistas, pero no hay un gran tejido vecinal asociado, ni tampoco comercial o empresarial. Eso hace que la participación sea más difícil, porque no hay interlocutores claros, pero los foros locales, por ejemplo, de momento van bien.

Con el derribo del Taller de Precisión de Artillería hubo división en Ahora Madrid. ¿Qué ocurrió?

Pasó que seguramente a todos nos hubiera gustado otra solución para esa parcela, pero el proceso estaba ya muy avanzado y lo conseguido con el convenio era muy positivo para los madrileños. Además de las viviendas habrá una escuela infantil y otra parcela municipal. Ganamos equipamiento y era lo que se podía hacer.

Cuando acabe la legislatura, ¿de qué se sentiría más orgulloso de haber solucionado en Chamberí?

Lo más importante será haber conseguido una ganancia tan rápida de equipamientos en un barrio ya consolidado. Cualquiera diría que ver terminado el estadio o que la pelota vuelva a sonar en el Beti-Jai, pero los temas de espacios públicos y movilidad serán claves. Queremos dejar un distrito donde dé gusto pasear. En la próxima década Chamberí va a perder su imagen antigua y conservadora, para convertirse en un distrito dinámico y atractivo. Ya se está viendo en la gente y las empresas que están llegando.

David Álvarez

4 pensamientos en “Jorge García Castaño: “Queremos dejar un distrito de Chamberí donde dé gusto pasear”

  1. Pingback: El carril bici en Santa Engracia siembra la discordia en el distrito | Chamberí 30 días

  2. “Queremos dejar un distrito donde dé gusto pasear”…Sr. Concejal, pásese por las calles de la zona de Julián Romea, General Rodrigo, etc..y tendrá que ir esquivando las botellas de los botellones, y la mafia de los gorrillas, que ha inundado el barrio y que si no pagas, te ensucian el coche.

    Me gusta

  3. Pingback: Esther Gómez Morante, nueva concejala-presidenta de Chamberí | Chamberí 30 días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s